Abel FLORIDO

Barcelona, 1963

Un artista que a pesar de vivir en la montaña, inquieto y curioso se siente atraído por la ciudad y es Barcelona su tema principal, con una mirada fresca y moderna pinta el tráfico, los edificios, las calles y la gente que la pasea, la descubre o «la sufre»…
Su técnica, pintura acrílica tratada como acuarela sobre telas de lino, le confiere aún más dinamismo y ritmo a sus paisajes urbanos, al movimiento del ir y venir de vehículos y peatones. Por otra parte, la ausencia de color no le resta vivacidad a su obra.

Puedes consultar su currículum aquí.

Obras