Perico PASTOR

La Seu d'Urgell (Barcelona), 1953

Perico Pastor trabaja con la técnica de la acuarela y la tinta sobre papel, casi siempte japonés. Tiene un lenguaje propio que parte de unas pinceladas largas, intuitivas, contundentes y precisas, realizadas con pinceles de grosores distintos, bañados en tinta negra. Son unos trazos gestuales que marcan la estructura de su obra, le atorgan una gran fuerza expresiva, y que después se integran con perfecta naturalidad en las manchas de colores que les aplicará.

Obras

Obra gráfica